Vinilos Adhesivos

1

VINILOS DECORATIVOS

Los vinilos decorativos se han convertido en una nueva forma de decorar paredes y cristales a bajo coste. Son una divertida apuesta para dotar de personalidad propia a un espacio sin necesidad de hacer ninguna otra reforma. ¡Por eso han llenado nuestras casas de color  y mensajes positivos! ¿Conoces todas las opciones…?

Los vinilos decorativos pasaron de los escaparates de las tiendas y los locales de copas o estudios de diseñadores y artistas varios al interior de las viviendas, y casi podríamos decir que cambiaron nuestras vidas para siemp
re… No han llegado a desalojar a los cuadros y las fotografías de nuestros hogares, pero sí compiten directamente con el papel pintad
o y con cualquier otro detalle que nos permita customizar nuestras paredes.

 

 

 

 

 


La principal ventaja de este recurso decorativo es que permiten dar un cambio radical a un ambiente con un presupuesto muy bajo y una colocación muy sencilla, sin ayuda de profesionales. Y pueden trasladar a las paredes de nuestras casas nuestros gustos, emociones y pensamientos mediante la imagen y el diseño gráfico, generando un ambiente moderno, positivo y lleno de energía.

 


Diferencia entre vinilos y stickers

La confusión entre ambos tipos de elementos decorativos es habitual, pero no es lo mismo un vinilo que un sticker.  La diferencia técnica es que el vinilo es siempre de un solo color, y el fondo es la pared, mientras que el sticker puede tener una enorme gama de colores en el mismo diseño, y el fondo es el propio sticker, no la pared.
Cuando un operario realiza un vinilo decorativo, lo que hace es tomar un rollo de film de dicho material del color elegido, y lo sitúa en un plotter para ir recortando la silueta prediseñada que el cliente haya elegido. Lo que realmente hace es siluetear la figura elegida.

En un sticker adhesivo, sin embargo, se utiliza una película de vinilo blanco o transparente sobre la que se imprimen todos los colores. Y se corta la figura por su perímetros, dejando un espacio mínimo de 3 mm o a ras.

 

 

 

 

 


Superficies adecuadas

No todas las superficies son adecuadas para la colocación de vinilos adhesivos y stickers. En general, el soporte debe ser liso y duro, no rugoso, y estar bien limpio, con ausencia de polvo y grasa. Se pueden pegar sobre paredes, cristales, electrodomésticos, muebles e incluso sobre papel pintado. Pero cualquiera de estas superficies debe reunir las condiciones citadas.

Sobre el gotelé también es posible adherir los vinilos decorativos, sólo en caso de que a base de pintar encima varias capas prácticamente haya desaparecido la “gota”. Aún así, los resultados pueden ser algo decepcionantes…En cualquiera de los casos, conviene esperar una semana antes de pegar un vinilo decorativo sobre una superficie recién pintada.

 

Colocación de vinilos decorativos

Los vinilos pueden venir lisos en un soporte de merchandising hecho de soporte de cartulina y bolsa plástica o entubado en forma de rollo. En cualquiera de los casos, la colocación suele ser muy sencilla siguiendo las instrucciones del fabricante, que a menudo incluye una especie de rasqueta para ir pegando el vinilo a la pared sin problemas. El problema más habitual suele ser la aparición de burbujas. Una vez que están pegados a la pared y que igualan su temperatura con la de ésta, las burbujas suelen desaparecer por sí solas (pasados 2 o 3 días). Si no, siempre se pueden pinchar con un alfiler.